Un día cualquiera

Me levanto, descubro que mi hijo mayor está en la cama, en el espacio que ha dejado libre mi marido, que ya se ha ido a trabajar. Me visto bajo su atenta mirada y una conversación matutina sin fin. El pequeño de 4 meses, despierto ya, aguarda en la cuna al lado de mi cama a que alguien le de los buenos días. Llaman a la puerta, es Bea, la amiga que lleva a los peques al cole (qué haría yo sin ti). Mientras ella viste al mayor, yo visto al pequeño. Bajamos todos a desayunar, mi hijo mayor sigue hablando. 
Cojo los bártulos, doy besos y salgo disparada al trabajo. Dejo el coche y ando 10 minutos hasta el trabajo. Me pongo el uniforme, leo 500 correos de los 11000 que tenía pendientes después de mi baja de maternidad. A las 15:30,aún sin comer, salgo del trabajo con la cabeza a punto de estallar, tratando de asimilar toda la información y me doy cuenta de que necesito un cuaderno. Ando a paso ligero al parking, siento tirones en mis enclenques y oxidadas piernas, al tiempo que noto como se mueven las carnes bajo el pantalón. Pienso, necesito hacer gimnasia; vuelvo a pensar y... deshecho definitivamente la posibilidad de ir al gimnasio. Mientras conduzco, decido que paro en un centro comercial a por un cuaderno molón de esos con mensaje motivador. Será rápido.
Aparco en "a tomar por saco", camino a paso súper ligero, con los consecuentes meneos bajo el pantalón. Pienso, quizá el gimnasio no me haga falta con tanto paseo. Llego a la tienda, encuentro el cuaderno en dos minutos, pero... Que cosas tan monas. Miro algo más? No tengo tiempo. Pago el cuaderno y me voy a por el coche a paso ultra ligero. Son las 16:20. Pienso, tengo que echar gasolina, comer y recoger a los niños a las 17:00. No me da tiempo a todo. Llego al coche, elimino de mi lista "comer", echo gasolina, compro unos mini bollitos. Me los como de camino casa. 
Llego a casa, en los 10 minutos disponibles pongo una lavadora y un lavaplatos, tomo un café, me lavo los dientes y cojo el carro, hoy voy andando a por los niños, hace sol. Voy a paso ligero, me reafirmo en lo de no necesitar el gimnasio, llego a la guarde. Antes de recogerles, paso por la clase del pequeño, veo lo que ha comido y cagado, cojo su chaqueta y su abrigo. También hay una bolsa enorme con dos archivadores; el libro viajero, en el que cada niño (sus padres, mejor dicho) cuentan el origen del nombre de sus hijos. Esta semana le toca al mío, es trabajo pero mola.

Voy a la clase del mayor, cojo también su jersey y su abrigo, casi no tengo hueco en las manos. Descubro un muñeco enorme en su casillero, "Lunares", la mascota de la clase, esta semana nos toca llevarlo a casa y contar con fotos en su libro viajero, todo lo que hemos hecho con él. Llego a la clase donde están los niños, cojo al pequeño con un brazo, el otro lo tengo ocupado con dos jerseys, dos abrigos, tres archivadores y un muñeco. Aunque no le veo, sé que el mayor me sigue porque le oigo hablar. El pequeño me vomita en el brazo antes de poder dejarlo en el carro.

Salimos del cole y andamos bajo el sol primaveral hacia casa. El mayor va contándome cosas. Que día más bonito. Pasamos delante de los columpios, parada obligatoria. Después de un rato, volvemos a casa, el mayor sigue hablando. Llegamos a casa. Tardo 17 minutos en dejar todo lo que llevo encima. Preparo biberón para el pequeño, pongo el disfraz de Spiderman al mayor; llaman a la puerta, mi amiga Bea con su hijo. Mi hijo y el suyo ni se miran. Preparo la bolsa de la piscina (el mayor va a natación). Le quito el disfraz de Spiderman. Mi hijo y el suyo entran en locura transitoria; Bea y su hijo se quedan con el pequeño mientras me voy con el mayor a la piscina. Aparcamos en "a tomar por saco", andamos a paso ligero hasta el polideportivo, entramos, le pongo el bañador y le dejo con su profe Borja, al que mi hijo se empeña en llamar Cristina.
Aprovecho ese rato para hacer compra. Compro de todo, me he dejado las bolsas de tela en el coche, robo un carro para llevar la compra al coche que está en el más allá. Devuelvo el carro. Vuelvo a la piscina, ducho al niño, le visto, salimos, vamos al coche a paso ligero. Pienso, la cuestión no es gimnasio sí o no, la cuestión es, cuando termina el día??

Llego a casa, me despido de Bea y su hijo mientras preparo la cena del mayor. Le pongo la cena, baño al pequeño y le doy el biberón. Le saco los gases, me vuelve a potar un poco esta vez en la camisa. Le dejo en el carro, el mayor va por el postre, me pongo mi cena, pelo una manzana al mayor mientras muevo el carro del peque con un pie y hablo con mi marido por el móvil que sujeto con el hombro. Está de camino a casa. 

Acuesto al pequeño, llega mi marido, él acuesta al mayor que sigue hablando. Subimos tres veces después de acostarle, quiere pis, luego agua, luego contarte algo que aún no te ha contado. Me reencuentro con mi marido, nos contamos el día, a los 10 minutos cabecea en el sofá. Se sube a dormir. 
Son las 22:15, me pongo con el blog y las manualidades. Me dan las 00:04. Hora de acostarse. Me meto en la cama y me acuerdo de varias cosas que me han quedado por hacer. Me levanto, las apunto, me acuesto. Se despierta el mayor con una pesadilla, no se sí esta despierto, dormido o loco. Le acompaño a a hacer pis, bebe agua, me cuenta varias cosas a voz en grito. Se queda tranquilo. Me acuesto. Me quedo inconsciente hasta las 7 del día siguiente. Me encuentro a mi hijo el mayor en la cama, ocupando el espacio q mi marido ha dejado libre. Siento que estoy viviendo un déjà vu y me da un ataque de risa pensando en el día que me espera.


La vida mejor con humor. Feliz día!!!

5 comentarios:

  1. Jajajaja que vida de locos llevamos y a mi,por todo,me encanta compartirla contigo así que...gracias a ti.Beita.

    ResponderEliminar
  2. Solo de leer estoy cansadiiiisima. La verdad es que ya se me ha olvidado que tambien el dia a dia era una locura, pero, como a ti te pasa, maravillosa.Besitos artista. Maribel

    ResponderEliminar
  3. Un no parar..... Pero estupendo verdad?

    ResponderEliminar
  4. Y a mí que me apetece mucho apuntarme a ese día a día, deseosa de que llegue a mi casa ese caos delicioso... estaré mal de la cabeza??? jijiji
    Besitos ;)

    ResponderEliminar

Cuéntame

 

PREMIOS

Encuéntrame en...

SUSCRÍBETE

¿Quieres ser la primera en conocer la nueva web que estamos preparando? Suscríbete y entérate de todo lo que está a punto de llegar.

* indicates required

Social Media Management Tools

SÍGUEME!

Sígueme en Instagram Sígueme en Pinterest Sígueme en Facebook Sígueme en Bloglovin Sígueme en Flickr