Habilidades sociales: sabes relacionarte?

Las habilidades sociales son el conjunto de comportamientos y conductas que te permiten relacionarte con los demás de forma satisfactoria. Somos seres sociales así que, desarrollar estas habilidades parece imprescindible, no?


Las habilidades sociales tienen su origen en la terapia de conducta (que desarrolló Salter en EEUU) y la psicología social (que desarrollaron Argile y Kendom en Europa). Pero ha sido en los últimos años cuando han cobrado más importancia, debido a su repercusión en las personas, mucho más allá de tener una buena o una mala relación con alguien.

Te relacionas constantemente con otras personas, en casa con la familia, en el trabajo o con amigos. La manera en la que lo haces está definida por las normas culturales, sociales, legales... del contexto en el que te mueves. Por tanto, estas conductas se aprenden y pueden desarrollarse a lo largo del tiempoUna persona con un buen dominio de las habilidades sociales, tendrá una mayor capacidad para alcanzar sus objetivos, sin perjuicio para los que le rodean. 

Las situaciones a las que tienes que enfrentarte diariamente, son ilimitadas, cambian según el lugar y las personas con las que estés. No es lo mismo sentir inseguridad en el trabajo que en casa, con una amiga o con tu jefe. Ni te tomas una broma con el mismo humor todos los días. Cuanto más flexibles sean tus conductas, más fáciles y exitosas serán tus relaciones con los demás. Por eso, la creatividad tiene un papel fundamental, cuanto más creativa seas, más se adaptarán tus conductas a las características particulares de cada situación, y mejor se desarrollarán. Podrás construir una vida a tu gusto, sin dañar a otras personas.




Existen varios tipos de habilidades, que van desde las normas de cortesía, como dar las gracias, saludar, despedirse...; hasta las habilidades más complejas, como saber escuchar, reconocer un error, pedir perdón, defender tus derechos o afrontar el miedo. Saber desenvolverte con soltura en estas situaciones, al final te va a proporcionar  una mayor calidad de vida.

Pero, como puedes aprender o mejorar estas habilidades? Existen varios métodos, pero por no entrar en tecnicismos, podríamos decir que se aprenden y desarrollan igual que lo hacemos con los niños:

1. Explicando cuáles son las conductas más adecuadas.
2. Por imitación de otras personas que actúan de la forma adecuada.
3. Analizando nuestros actos para sacar conclusiones de aspectos a mejorar.
4. Practicando lo aprendido en diferentes contextos y con distintas personas.

Parece sencillo, verdad? En realidad lo más complicado de desarrollar estas habilidades, es tomar la decisión de querer mejorar. Darte cuenta de los beneficios que te van a reportar pequeños cambios de conducta, y ponerte manos a la obra.

Qué opinas? Has pensado alguna vez en tus habilidades para relacionarte con los demás?

Un abrazo!




0 comentarios:

Publicar un comentario

Cuéntame

 

PREMIOS

Encuéntrame en...

SUSCRÍBETE

¿Quieres ser la primera en conocer la nueva web que estamos preparando? Suscríbete y entérate de todo lo que está a punto de llegar.

* indicates required

Social Media Management Tools

SÍGUEME!

Sígueme en Instagram Sígueme en Pinterest Sígueme en Facebook Sígueme en Bloglovin Sígueme en Flickr