Operación buhardilla: amueblar la cabeza

Parece el nombre de una operación policial, pero no, se trata de la reforma de mi buhardilla. Ha llegado el momento de desmantelar ese espacio diáfano (por decir algo) y transformarlo en lo que es: una parte más de la casa. Algo así como lo que me está pasando en la cabeza...

http://www.mediasytintas.com/2016/10/operacion-buhardilla-amueblar-la-cabeza.html


Lo bueno de hacer una obra desde cero es que puedes hacer volar tu imaginación todo lo que tu presupuesto te permita. Lo malo es que tienes que decidir hasta dónde colocar los enchufes o la dirección de las baldosas del suelo (y yo qué sé!!). En cualquier caso, la obra sigue su curso, leeeento, porque llevamos con ella desde la vuelta del verano, pero sigue.

Y en mi cabeza me está pasando algo similar. Estaba diáfana y tengo que reformarla, alicatar y amueblar desde cero. No es que estuviera vacía, pero lo que había en ella ya no me sirve para esta nueva vida que llevo, tengo que cambiarlo de sitio, redistribuir igual que estoy haciendo con las habitaciones de mi casa. Cambian las necesidades, cambian las soluciones. Estoy transformando el ritmo, el horario, el contenido, las formas de hacer y decir... hasta me comporto diferente! No os digo más que hasta me he cortado flequillo, indomable por cierto, pero por primera vez, no me arrepiento de haberlo hecho. No es fácil tener que construir desde cero todo esto, en una edad en la que lo habitual es tenerlo amueblado y viviendo así desde hace algunos años.

http://www.mediasytintas.com/2016/10/operacion-buhardilla-amueblar-la-cabeza.html


Sin embargo, todos estos cambios me están gustando, me siento como una adolescente que busca su identidad, pero sin la angustia de no saber quién eres. Cada paso que doy, me acerco más a la clase de persona que soñé ser hace mucho tiempo: buena gente, libre, segura de mí misma y con mis objetivos muy claros. Mola tanto la sensación de saber que estás tomando tus propias decisiones!! Elegir de forma consciente tu camino, creo que es una de las cosas más placenteras que he hecho últimamente.

Y sí, por si alguien se lo está preguntando, una obra de esta magnitud es estresante y caótico. Parece que no va a terminar nunca y echas de menos un espacio tranquilo y limpio, como antes de que todo empezara. A veces piensas que podrías haber vivido perfectamente sin pasar por este tinglado, así es. Pero entonces, te viene a la mente la razón por la que decidiste meterte en esta obra y sabes que no habrías vivido igual. Sabes que cuando todo termine, estará precioso y todo el esfuerzo habrá merecido la pena.

Y con la buhardilla ocurrirá lo mismo ;)

No os parece?

Feliz finde!!!




4 comentarios:

  1. Bufffffii estresante ponerlo todo de otro modo, a tu gusto, tomando tus propias decisiones sin que te las echen abajo de un plumazo? NOOOOO, a mi me ha sonado a gloria celestial, me ha dado hasta un ataquito de envidia de poder decir y hacer yo lo mismo, jajaja.
    Espero que te quede estupendo y que lo disfrutes a tope :D
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
  2. Ya verás como luego te alegras!! Por cierto, el flequillo te queda muy bien, estás guapísima!! Un beso!!

    ResponderEliminar

Cuéntame

 

PREMIOS

Encuéntrame en...

SUSCRÍBETE

¿Quieres ser la primera en conocer la nueva web que estamos preparando? Suscríbete y entérate de todo lo que está a punto de llegar.

* indicates required

Social Media Management Tools

SÍGUEME!

Sígueme en Instagram Sígueme en Pinterest Sígueme en Facebook Sígueme en Bloglovin Sígueme en Flickr